martes, junio 27, 2006

Ahorro

Eleuteria comprobó que podía ahorrar mucho si evitaba dar su opinión, o su parecer, o la hora, o los buenos días, o las gracias.
Pero fue más allá, y descubrió sorprendida que podía ganar dinero vendiendo su opinión, o su parecer, o la hora, o los buenos días, o las gracias.
Murió sola, huraña y rica.

6 Comments:

Anonymous Raflesita dijo...

Y yo aquí... muriendo de nostalgia por el gazpacho de mi madre, ahorrándome decir: ¡Madre! Añoro tus dotes culinarias. (Ffff.. como hija soy un asco, pero también ahorraré decir eso.)

Grr.. Moriré escuálida... y sin gazpacho materno.

6/27/2006 8:42 p. m.  
Blogger Gavanido dijo...

Por cada hijo emancipado, las madres ahorran litros de gazpacho que envían en secreto a la cuenca africana, donde se está creando un faraónico estanque gazpachil. A cambio les envían toneladas de marfil de mono, que venden en el mercado negro a precios desorbitados y escandalosos. Se puede decir, pues, que un hijo que se va enriquece a la familia.

6/28/2006 10:58 a. m.  
Anonymous Raflesita dijo...

Tengo que ir a África como sea.

6/28/2006 7:17 p. m.  
Blogger Gavanido dijo...

Tan solo recordarte que 'la cuenca africana' está en el extrarradio de Cuenca.

Suerte en tu aventura por África.

6/28/2006 9:23 p. m.  
Anonymous Raflesita dijo...

Tengo que ir a África, encontrar la guía michelín de Cuenca y buscar el manantial gazpachero!!

6/29/2006 10:45 a. m.  
Anonymous Niha dijo...

¿Y vender sólo algunas gracias, algunas horas...? No te harías rico, pero algo de dinero sacarías, y siendo sólo algunas, no morirías solo y huraño...

7/01/2006 8:54 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home