jueves, julio 06, 2006

Fiel a sí mismo

Obtuso Arjona Matute, ciudadano de Alcorcón de 43 años, era un individuo querido por todos quienes le rodeaban; tenía el don de saber ser y estar. Era amigo de sus amigos y, ante todo, vecino de sus vecinos. También era novio de su novia e hijo de su madre, incluso se decía que podía ser hijo de su padre. Era empleado de su jefe y trabajador de su empresa, y nunca nadie negó que fuera habitante de su casa. Fiel a sí mismo hasta el último día, jamás se engañó con otro.
Tenía todas las características tópicas necesarias para ser un ciudadano de características tópicas. Y lo fue, hasta el día en que se convirtió en cabeza de turco de un grupo islamista de liberación. Actualmente, se pueden visitar sus doce tumbas oficiales repartidas por todo Camerún. Su madre va loca cada vez que acude a honrar su memoria.

3 Comments:

Anonymous Una indigente llamada raflesia dicen que dijo...

Una canita al aire a tiempo y le hubiera cambiado la vida y sepulcro.

7/06/2006 1:36 p. m.  
Anonymous Ultrasónica dijo...

Bueno, para eso estaba su novia.

7/06/2006 4:40 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

esto es una prueba

7/25/2006 11:01 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home