viernes, julio 28, 2006

La Cosa Entrañable


Cuando viajó a Ferma, Asteria se hospedó en el Hostal de Los Deslamparados, un hotel de cuatro o cinco estrellas en la escala de Richal. Tan pronto obtuvo las llaves, subió a espuertas a cambiarse para acudir al "XV Congreso de Enterrados por Error". En esto andaba cuando, de debajo de la cama, surgió una criatura con patas de pollo que la miraba lastimeramente desde sus enormes ojos. No tenía cabeza, sino una gran cara de andoba bonachón en medio de la barriga, y unas minúsculas alas de urogallo. Se dirigió hacia ella, dando torpes saltitos. Abrió la bocaza, y balbuceó a las claras: "Asteria, soy yo. Te etrulio". Asteria, fascinada, acogió a la cosa maravillosa entre sus brazos y se la colocó bajo la axila. El fenómeno parlante respiraba agradecido, e hizo un gesto acomodaticio de placidez, como si hubiera vuelto al lugar de donde procedía.
De pronto, y sin previo aviso, irrumpió en la habitación un botones, exclamando: "¡Al sótano! ¡Al sótano!". La criatura chilló, rodó al suelo, e intentaba escaparse saltando torpemente por la habitación. Fue capturada tras un breve forcejeo sin interés, y se la llevaron envuelta en celofán. La cosa aún acertó a decir: "¡Asteria, ayúdame!¡Piensa en los calcetines!", y acto seguido empezó a proferir chillidos aspirados, mientras se la llevaban al sótano, sin mediar explicación.
Asteria se quedó consternada. Cuando preguntó en recepción qué era aquel ser multiforme y circense, le dijeron que "usted no ha visto nada". Cuando insistió, le invitaron a abandonar el hotel.
Asteria jamás volvió a experimentar aquella cálida plenitud bajo la axila.

Si leer no es lo tuyo, pulsa aquí Audio

6 Comments:

Anonymous noemi dijo...

Buenísimo :)

7/28/2006 6:59 p. m.  
Blogger Persiles dijo...

Por primera vez, me parece que ha Gavanido se le ha ido un poco la pinza. No obstante, la ilustración me parece cojonuda.
En tres palabras: bi-sol-grip...

7/29/2006 2:34 a. m.  
Blogger Eulalia dijo...

Gavánido, es usted un cruce entre Gómez de la Serna y Jardiel Poncela. Me he bebido su blog con el café mañanero y un poco de azúcar. A sorbitos.
No digo más.

7/29/2006 9:57 a. m.  
Anonymous Vitrina dijo...

Estimado Gavánido, no me resisto a confesarle que le etrurio desde lo más profundo de mi ser...Respecto a su propuesta de concubinato acepto encantada y sin más dilación.

7/29/2006 10:18 a. m.  
Anonymous Periquito dijo...

Después de leer la descripción, no sabia que mi suegra también era entrañable.

7/29/2006 5:51 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

ultimamente siento un calor bajo mi axila... pero no es extraño, pero siento que es un ser anónimo

Fdo. Anó nimo

7/29/2006 5:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home