viernes, octubre 12, 2007

Chilla Chillida

En el pueblo de Villagordo del Hermoso se organizó un concurso para espantar a las flautas que tenían asolado al pueblo. Remeguncio Regimio, cuarenta y tres años, y de profesión altercador, consiguió deshacerse de ellas espantándolas con una rata que, al ser soplada, profería grotescos chillidos. Por este motivo, a la rata se le dió el nombre de Chillida, y cuando murió se le hizo una estatua sonora. Desde entonces, en Villagordo del Hermoso, pequeño pueblo perdido de la comunidad de Bajosetos, existe una escultura de Chillida en honor a tal acontecimiento. La historia continua, sí, pero debido a un malestar general en el codo, he de ausentarme. Sepan ustedes perdonarme y sepan ustedes a cebolla.

12 Comments:

Blogger humo dijo...

No me extraña que las flautas, que tienen muy buen oído, se fueran espantadas. Los niños de Primaria del susodicho pueblo también estarán agradecidísimos a la rata, puesto que se han librado de tener que aprender a soplar "Noche de Paz".
En fin: que todos contentos menos el resto del país, que ahora tiene una exagerada cantidad de flautas per cápita y de niños ensayando el dichoso villancico.

10/12/2007 9:11 p. m.  
Anonymous Niha dijo...

Yo prefiero saber a chocolate. O a azahar (hay una bebida que sabe así. A ver si consigo la receta. O la reinvento)

10/13/2007 7:43 p. m.  
Blogger Larha dijo...

No, no le disculpo por dejarme saber a cebolla, eso nunca de los nuncases, habrase visto.

10/14/2007 12:19 a. m.  
Blogger Macacolandia dijo...

Así que en Villagordo del Hermoso hay una escultura de Chilla Chillida...que interesante coincidencia pues en mi pueblo Villaflaco del Feucho hay una escultura de Grita Gritida.

10/14/2007 7:46 p. m.  
Anonymous noedroca dijo...

Buenas a todos: lo mío es una duda chiquita. ¿Qué tipo de embocadura tenía Chillida? ¿Soplo directo o indirecto? (el directo podría ser engorroso en el caso del pelaje, aunque el propio engorro podría solucionar algo...) ¿Y de lengüetas????
Gracias anticipadas, señor Gavanido

10/15/2007 12:00 a. m.  
Anonymous liuva dijo...

Me interesa sobremanera la técnica para soplar ratas y que éstas chillen en el acto (en el acto de soplar, claro). ¿Podría ud. ampliar ese concepto dando detalles escabrosos sobre él?

10/15/2007 11:42 a. m.  
Anonymous flordeluna dijo...

A mi no me gustan las ratas y si chillan serias doblemente terribles, por lo que espero que Villagordo del Hermoso este muy lejos de México, además no me gustaría un lugar sin flautas, que triste!. Aquí no hacemos esculturas de ratas pero si de perros chihuahua jajaja, tendrá que existir una historia interesante de estas esculturas que no que cosa abran espantado de esta ciudad por que hay muchas… así que Señor Gavanido si conoce esa historia de estas tierras bárbaras del norte de México le agradecería me la explicara, tómelo como una gran contribución a la historia de Chihuahua.

10/15/2007 7:25 p. m.  
Blogger RAFIKI PRIMERO dijo...

Sr. Gavanido, no quiero ni pensar como debo soplar a una rata para que chille por la boca.
¡uffff!
Cuidese el codo.

10/16/2007 8:45 p. m.  
Blogger Folken dijo...

Prefiero oler a cebolla que saber a crema de greña

10/17/2007 10:32 a. m.  
Anonymous dany6skfs dijo...

con la vision de futuro que me caracteriza estoy pensando montar un conservatorio con instrumentos animales, eso de soplar las ratas para que chillen me ha abierto un sinfin de posibilidades, imaginese una sinfonica con una seccion de ratas, otra de gatos, otra de perros, los graves a cargo de los cerdos..y detras de cada animal un virtuoso soplando...no tengo muy claro lo de la percusion pero una vez mas beato Gavanido vd ha alimentado mi pancreas y me ha hecho pensar..gracias

10/18/2007 1:01 p. m.  
Blogger Gavanido dijo...

Humo:
Usted y sus flautas. Deje de atormentar mi vejez.

Niha:
Cuando nadie me ve, gusto de chupar el frigorífico, pues su sabor es helvético. Pero no se lo diga a nadie.

Larha:
Le doy larhazón.

Macaco:
Su pueblo siempre tiene que ser el mejor en todo. Pues en el mío hay una de Berrea Berrida, ¡Hala!

Neodroca:
A mí no me pregunte de tecnicismos musicales. La rata, como todas las ratas, tenía una boquilla de piñón del 12, pero la usaron por ser la que pasaba por ahí.

Liuva:
No puedo. Es secreto. Sólo Macaco y yo lo sabemos.

Flordeluna:
Las ratas de Villagordo del Hermoso tenían por costumbre comer chihuahuas. Recemos porque no pasen a la siguiente fase: comer Chihuahuenses y Chihuahuensas. Y un cacahuete de postre.

Rafiki primero:
Si no quiere ni pensarlo, lo mejor es que no lo piense. Se lo recomiendo por experiencia propia. Piénselo.

Folken:
¿Cómo puede presentarse usted aquí, después de haber escrito El Filmarillion?
Me postro a sus pies y a sus postres.

Danyblablá:
La percusión la puede usted poner a cargo de animales muertos que, al igual que muchos percusionistas, también producen ruidos sordos. Duro con ellos.

Reciban contra reembolso.

10/18/2007 4:26 p. m.  
Blogger Luigi dijo...

Que mal gusto soplar ratas. Cualquier persona culta y educada que hubiese visionado Shrek, sabe que es mucho mas elegante soplar sapos y regalárselos a la princesa.

10/22/2007 9:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home