domingo, agosto 06, 2006

Hazme un hueco

A Mauricio no le gustaba la gente hueca. Él, que siempre prefirió a las personas llenas de higadillos, huesos, intestinos y todas esas cosas, gustaba de decir que le atraían las chicas rellenitas. Hasta que en cierta ocasión, su novia, Macarena, le confesó estar totalmente vacía por dentro. Llena de aire. Rebosante de nada. Mauricio no dejó de quererla por esto. Se acostumbró a vaciarla cada vez que se llenaba un poquito, y fueron muy felices juntos.
Un día, la semilla de Mauricio fecundó el vacío de Macarena, y tuvieron 3 preciosos hijos de nada. "Gracias", dijo Mauricio, pues salieron limpitos, altos y transparentes. Mas eran muy revoltosos, y tenían la habilidad de perderse con facilidad entre el populacho.
Mauricio y Macarena trajeron al mundo muchos más retoños vacíos, y empezaron a tener problemas de espacio en la casa, con lo que decidieron guardar ciertos objetos dentro de sí mismos. Así pues, Macarena guardaba en su interior las 7 camas de sus 7 hijos, y estos guardaban en su interior el frigorífico y la despensa de la cocina. Esto era un problema ya que, para desayunar, tenían que esperar a que se despertase el hijo de las galletas, y el de la leche. En cambio, para viajar todo eran ventajas, pues Marcelino -el mayor- se los comía a todos y pagaban un solo pasaje.
Cierto día que iban de viaje a Alcorcón, todos dentro de Marcelino, tuvieron un pequeño accidente de tráfico sin importancia en el que Marcelino perdió la vida.

En aquel mismo instante, en Kunzâwbe, un señor con bigote compraba ajos. ¿Casualidad?

¿Dolor de ojos? experimenta el de oidos Audio

10 Comments:

Blogger Eulalia dijo...

Vale, todo normal, pero ¿qué paso con el resto de la familia cuando falleció Marcelino? y el vendedor, ¿era de ajos o de ojos? porque, en este último caso, quiza la conexión fuera más comprensible.
Ay, no sé.
Un beso

8/06/2006 4:07 p. m.  
Anonymous Periquito dijo...

¿La familia, permanecerá viva dentro del cadaver de Marcelino? Que horror.
Por cierto... ¿Kunzâwbe provincia de..?

8/06/2006 4:36 p. m.  
Anonymous super coco dijo...

Ah mira, igualito que las muñecas rusas! -Y muy revelador: acabamos de descubrir el secreto del minimalismo y la pesadez de estómago- Bravo!.
Buses.

8/06/2006 4:57 p. m.  
Blogger Persiles dijo...

Tremendo.

8/06/2006 11:52 p. m.  
Anonymous javi brasil dijo...

Quizás si hubieras dado a los lectores el dato (que por motivos aviesos has querido ocultar) de que en Kunzawbe la venta de ajos estaba totalmente prohibida por el primer ministro, y en ocasiones, también por el segundo, todo hubiera quedado mas claro.

Tip, Tip, hurra!

8/07/2006 7:41 a. m.  
Anonymous vitrina dijo...

Cualquiera con dos dedos de frente sabe que al comprar ajos en Kunzâwe se desencadena, indefectiblemente, un dramatico accidente en la carretera de Alcorcón...Esta tragedia pudo haberse evitado!

8/07/2006 1:26 p. m.  
Blogger Bito dijo...

No sé si será casualidad, pero tal y como está el precio de la vivienda a mí me parece una idea estupenda eso de guardar las cosas dentro de uno.

8/07/2006 6:26 p. m.  
Blogger joselito el de la voz de oro dijo...

hombre yo creo que un pequeño accidente en el que muere marcelino y su familia queda atrapada hasta que el que compró ajos se de cuenta de que huelen a podrido (o a muerto) y los devuelva... no se puede calificar como "sin importancia"

8/07/2006 10:47 p. m.  
Blogger Roque dijo...

Si vas a Alcorcón no debes salir de la carretera. No oses adentrarte en el páramo que lo separa de Leganés...Alguien debió decirselo a Marcelino

8/08/2006 1:03 a. m.  
Blogger Zifnab dijo...

Cojonudo señor Gavánido.

Me interesan profundamente todos aquellos que tienen la sana intención de ser beatificados.

Pero si además escrien como usted lo hace dobles ganas de sonreir.

Sea usted feliz

8/08/2006 8:47 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home