jueves, diciembre 07, 2006

Honorato pasa el rato

Honorato bajó a la panadería y robó una barra de pan.
Honorato bajó a la charcutería y robó un chorizo.
Honorato se hizo un bocadillo de chorizo.
A Honorato le remordió la conciencia.
Honorato se quedó sin bocadillo.
Conciencia engordó dos kilos.

10 Comments:

Blogger Eulalia dijo...

Pues Honorato encontró la dieta milagrosa, así que se va a forrar, con tal de que firme un buen acuerdo con la conciencia.
Menudo negocio.
Un beso, y gracias.

12/07/2006 4:27 p. m.  
Anonymous Niha dijo...

A otros no les remuerde la conciencia, y así les engorda la cuenta del banco...

12/07/2006 8:18 p. m.  
Blogger M. Imbelecio Delatorre dijo...

no estés triste, Honorato: la conciencia mejor bulímica que anoréxica. El mundo sería mejor si todos tuviésemos esa Conciencia tuya tan obesa.

=) ¡ays! qué ideas tiene el octogenario este del monillo... Gavanido, si fuera usted una atractiva pescadorcita de veintidós añitos y yo un anélido lombriz, no me importaría que me usase como cebo...

12/07/2006 9:48 p. m.  
Blogger coco dijo...

A mí una vez también me remordió la conciencia. Por suerte no tenía dientes y al final pasamos un buen rato. Luego pasó que nos encontramos con su prima, la coincidencia, y nos echamos unas risas quepaqué.

12/07/2006 10:59 p. m.  
Blogger Gavanido dijo...

Estimada -disculpe mi atrevimiento- Lula:
Otro beso, y no se merecen.
Reciba un cordial estropajo.

Distinguida Niha:
Conozco a unos personajillos que engordan a partes iguales su cuenta del banco y su ego, ergo su conciencia no se come un rosco.
Recibe un afectuoso constipado.

Señor Imbelecio:
Le agradezco sus elogios, y desconozco quién y cuánto le ha pagado por promocionarme. Su nombre me recuerda al de un conocido: Indigencio, con el cual haría usted buenas migas con huevo.
Respecto a mi edad, caballero, tan sólo hace unos lustros que cumplí los cincuenta.
Lámase en febrero.

Buen Coco:
Me alegro de que experiementaras ese bello mordisco con encías.
Gran y amable familia la de Coincidencia. El hermano mayor, Consentimiento, es un llorón de cuidado. El primo segundo, Condumio, es un excelente cocinero que dirige un restaurante al lado de La Meca, según sales a la derecha. Tiene además una sobrina, Concupiscencia, que no está nada mal. Concubinato, otro primo lejano, es un pervertido, pero en conjunto son buena gente.
Recibe un seto de través.

12/08/2006 12:24 a. m.  
Anonymous noemi dijo...

Que deshonor, por Dios!

12/08/2006 3:11 a. m.  
Anonymous yo misma dijo...

No sé que son mejores, si las historias o la respuesta a los camentarios, jajaja!!

12/08/2006 7:09 p. m.  
Blogger Toy folloso dijo...

Escribes muy mal, pero me gusta; o no me gusta, te salva que escribes muy bien.
En todo caso, te alojo en favoritos porque te quiero leer otras veces.
Original si eres.

12/08/2006 8:13 p. m.  
Blogger coco dijo...

Querido Gavanido, eres la ostia.

12/09/2006 12:29 a. m.  
Anonymous elangeldelasmilvioletas dijo...

jejejeje, muy bueno! como todo el blog.;)

12/19/2006 2:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home