lunes, diciembre 11, 2006

Vida y obra de Susmuertos Capaz

Susmuertos Capaz era un hombre muy obstinado. Ponía todo su empeño en tareas aparentemente normales como, por ejemplo, disolver el azúcar del café. Podían pasar horas o días hasta llegar a lo que él llamaba "La Perfecta Disolución". Llegado ese momento, el café solía estar frío y la tendencia era no bebérselo.
Pero donde Susmuertos Capaz hallaba el placer absoluto, la catársis creativa, era en el dentífrico. Todavía guardaba tubos de pasta de dientes del Pleistoceno, de los cuales era capaz Susmuertos de sacar restos de producto. Una noche, de tanto apretar, le salió una Catedral de Burgos. Como Susmuertos Capaz sólo tenía sitio en casa para una de las agujas de las torres, decidió instalarse en la propia catedral, donde todo encajó perfectamente y nadie notó nada de nada.
La última vez que visité Burgos, me encontré a Susmuertos en Terrados, una cafetería cercana a la catedral. Me explicó que el cura párroco quiere echarlo de su propia obra, pues no le "acaba de agradar" que Susmuertos se bañe por las mañanas, patito de goma en mano, en la pila de bautizar niños, ya que "supone una mala influencia para el Papamoscas y su Martinillo".

16 Comments:

Blogger M. Imbelecio Delatorre dijo...

Susmuertos, qué afán de perfección!

carcajeante, como siempre.

he estado buscando cosas sobre Gavanido en la Enciclopedia Británica... allí dice que es usted pucelano, tiene en su muñeca un reloj blando o cinco, y le gusta comer los huevos fritos -cosa extrañísima ésta- sin mojar con pan. ¿son veraces mis fuentes?

:) un saludo saludoso.

12/11/2006 10:31 a. m.  
Blogger papa pan dijo...

¿Se refiere usted a Susmuertos Capaz, de los Capaz de Cualquiercosa de toda la vida, o de los Capaz derivados del ilustre apellido Quehayapaz, degenerado allende los mares, justo en ultramar?.

12/11/2006 10:34 a. m.  
Blogger Peca dijo...

A menudo a todos los Susmuertos se les tacha de cabezotas cuando en realidad son perfeccionistas.
En cuanto a lo del café me trae a la memoria el recuerdo del día en que intenté "La Perfecta Disolución" del azúcar en el yogurt.En mi caso se cortó y comencé a comprarlos azucarados.

12/11/2006 2:24 p. m.  
Blogger Zebedeo dijo...

Con la iglesia hemos topado, siempre tan retrógada, mira que no dejar el cura párroco a Susmuertos bañarse en la pila bautismal, es para cagarse en sus idem.
Si sigue así Susmuertos tomado el café va a convertirse en una estatua más de una cafetería.

12/11/2006 6:59 p. m.  
Blogger Ea! dijo...

Susmuertos y su patito de goma podrían darse los baños en el fregadero de Terrados, parece un lugar mucho más acogedor que la catedral, y hacerle así un buen desplante al imperdonablemente poco hospitalario cura párroco.

12/11/2006 7:39 p. m.  
Blogger El Tipo de la Brocha dijo...

Aparte de obstinado, Susmuertos Capaz debía de ser también bastante ahorrador. Lo digo más que nada por lo de la pasta de dientes, la cual aprovechaba al máximo, según parece.

12/11/2006 9:38 p. m.  
Anonymous Niha dijo...

Una catedral está bien para jugar al tú la llevas, pero para vivir... no sé, no sé.

12/11/2006 9:44 p. m.  
Anonymous marsapán dijo...

¿siete comentarios y aún nadie ha dicho que no se pueden hacer catedrales de burgos con pastas de dientes?: las impostas salen muy endebles. No me parece demasiado creíble el cuento (demasiado turbio el asunto del incesto). Paso de leerlo por decimoquinta vez. esperaré a que alguien haga la película. Espero que sea Stewart Granger quien haga de Papamoscas (de lo contrario, tampoco la veré)

12/11/2006 10:26 p. m.  
Anonymous Miguel Angel dijo...

curioso arte el de exprimir la pasta de dientes, parece tenerlo muy dominado este Susmuertos Capaz, capaz de sacar toda una catedral, yo que llevo años practicandolo lo mas que e conseguido es un dolor de dedo que duro 3 dias, y una misera cantidad de dentifrico, pero bueno menos da una piedra, aunque en manso de Susmuertos igual...

12/11/2006 11:28 p. m.  
Blogger coco dijo...

Yo hice la mili con este señor, y además de hacer lo que hacía con los tubos de dentífrico del pleistoceno, también era capaz de predecir el futuro en los frenazos de los gallumbos, y de saltar a la comba cantando el anillo de los nibelungos. Un nivelazo, vamos.

Macetas y geranios.

12/11/2006 11:48 p. m.  
Blogger Eulalia dijo...

¿Se da usted cuenta de los abismos surrealistas a los que nos conduce con sus historias? ¿Es sano? ¿es correcto?
Y no sigo preguntando porque igual termina apareciendo Superman y en esta historia como que no tiene nada que hacer.
Un beso

12/12/2006 1:58 a. m.  
Blogger Zifnab dijo...

Y dígame

Podría llamar a mi hijo Susmuertos

Es por ahorrar trabajo

Se feliz

12/12/2006 1:59 a. m.  
Blogger Gavanido dijo...

Señor Cacho Imbelecio:
Reconozco que me hallo sobrecogido, sorprendido y abarrotado, pues desde los veinte años, tomo los huevos fritos sin trozo de pan alguno y con mayonesa. Por lo tanto: sí, son falaces sus puentes. Y créame que esto que le digo es una verdad como una casa de Susmuertos Capaz.
Un paraguas plegable.

Para Papa pan:
Susmuertos capaz no tuvo más familia que él mismo, pues todos sus congéneres eran Susmuertos.
Apriétese un ojo.

Pequeña Peca:
Los yogures azucarados a los que usted se refiere, no son más que yogures mal cortados. Usted iba bien, pues debió seguir hasta superar el corte y llegar al yogur perfecto, pero se rindió míseramente, ganándose el desprecio del colectivo -es decir, del autobús argentino-.
Reciba un bebé saltador por mayo.

Te veo Zebedeo:
Hemos topado con la iglesia de modo tal, que si no fuera por el paragolpes que tiene, casi la echamos abajo del trompazo y dejamos a Susmuertos sin casa ni bañera.
PD: Ha llamado el Papamoscas. Hay que hacer los papeles con el seguro. Por cierto, paga usted.
Reciba un mísero bit.

Melopea Ea:
Susmuertos alguna vez se ha bañado en la cafetera con pésimos resultados y sin Pato de goma, pues no cabe con él.
Un beso recortado.

Pintoresco Tipo de la brocha y brocha:
Los que realmente eran ahorradores eran los habitantes del Pleistoceno pues, además de incluir en sus tubos dentífricos objetos como Catedrales, tostadoras u otras siete divertidas sorpresas, dejaron un pequeño planeta Tierra y, gracias a él, viven Susmuertos y su patito.
Un ramillete de hojarasca.

Intrépida Niha:
Tu porque eres joven y te gustan las casa pequeñas y de techo bajo, pero Susmuertos ya tiene una edad y necesita techos altos, luz natural y pila bautismal con agua caliente. Además el papamoscas siempre se escondía en el mismo lugar.
Un albornoz.

Marsapán integral:
El placer de Susmuertos se halla tras haber leído el texto dieciséis veces. Tendrá que esperar a la película.
Mientras, reciba una tele en blanco y negro.

Miguel ángel y capilla:
Susmuertos era un gañán cualquiera con una paciencia que rozaba el desespero. La catedral venía ya construida al completo en el interior del tubo.
Reciba un dedo nuevo.

Yogur de coco:
Nadie sabía esa faceta de Susmuertos. ¿No será usted?¿Viejo amigo?

Lula:
Si usted lo quiere, me normalizaré, seré bueno, todo sea por la salud mental de usted, pero sepa que esta historia no tiene nada de surrealista. En todo caso, ha quedado un poco subrealista. Si realmente quiere ver algo surrealista, espere a verme en persona.
Reciba un ronquido en la oreja.

Amago migo Zifnab:
No es mal nombre, pero plantéese llamarlo: Avoces topacio.
Un truco de mago.

12/12/2006 12:35 p. m.  
Blogger Eulalia dijo...

De ninguna de las maneras, Gavanido: esta historia es superrealista a la manera daliniana, porque una catedral salida de un tubo de dentrífico es, al menos, tan blanda como los relojes del ampurdanés.
Y me importa un pimiento enfermar de resultas de la lectura de sus historias; simplemente me preguntaba si hay peligro, porque me gusta conocer las consecuencias de mis acciones, no tanto para evitarlas (si la cosa lo merece).

12/12/2006 8:32 p. m.  
Blogger Macacolandia dijo...

Hey, yo vivo en Burgos y ya me había fijado yo que la catedral olía a menta o eucaliptos.
La cafeteria esa que dices la de Terrados cambió de dueño, ahora se llama Casquetados y el dueño es un poco rácano, pues los cafés les pone sin taza.
Por lo demás todo bien, el papamoscas se ha dado a la bebida y ha cambiado el martinillo por un cinzanillo.
Sin más un saludo.

12/12/2006 9:07 p. m.  
Anonymous Tanhäuser dijo...

Con la Iglesia, Susmuertos, hemos topado.

Un saludo

12/16/2006 5:45 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home