martes, enero 02, 2007

El antitrauma de Permanencio Manquemuerda

Aquella tarde en que se proyectó el último episodio de David el Gnomo, Permanencio Manquemuerda no estaba delante del televisor. Renunció a visionar dicha serie tras fracturarse la glotis tres veces al pronunciar el vocablo "gnomo".
Como consecuencia de esta elipsis, Permanencio Manquemuerda no concebía ni creía en la muerte. Así fue que, cuando murió su tortuga Saturnina, lo achacó a que estaba durmiendo plácidamente y decidió no despertarla.
A los cincuenta y siete años, Permanencio Manquemuerda, de profesión apretador, tenía la casa llena de animales muertos y andaba de puntillas para no despertarlos.

28 Comments:

Blogger Gavanido dijo...

Gavanido les desea una feliz uña nueva.
Su lento crecer nos proporcionará una mejor higiene nasal. Que ustedes la disfruten con moderación.

1/02/2007 4:16 p. m.  
Blogger Una maruja en internet dijo...

Me imagino que a Permanencia Manquemuerda le pasaría igual que a mí, que tenemos la nariz grande pero no nos sirve para mucho, porque el olor que habría en su casa sería de aupa :).

Feliz año

1/02/2007 5:38 p. m.  
Blogger Pollo dijo...

Todo se me antojò un tanto cuanto Carroliano, digame Sr. Gavanido ¿Es usted fan de Alicia?

1/02/2007 5:56 p. m.  
Blogger M. Imbelecio Delatorre dijo...

Eso nos pasa a muchos, amigo Permanencio: no entendemos demasiado bien eso de la muerte... no acabamos de admitirlo... y como queremos ser "adultos", como somos incapaces de creer en más allases, vidas eternas, dioses, extraterrestres, conejos de pascua y demás infantilismos... pues así andamos: no entendemos lo de la muerte nada bien... en fin, perdón por hacer reflexiones tristes en su maravilloso blog


Feliz Gavaño Nuevo

Pd.- jaja, está usted muy simpático vestido de Rey, Majo.

1/02/2007 6:21 p. m.  
Anonymous Niha dijo...

¿Y qué ocurrió el día de su muerte? ¿O no hubo tal muerte?

1/02/2007 7:55 p. m.  
Blogger Peca dijo...

Yo creía que permanencio nunca llegaría a los 57 años ya que con ese nombre lo menos que podía hacer era manteniencia perpetua, pero en fín, Feliz eñe nueva.
Un beso

1/02/2007 9:32 p. m.  
Blogger Macacolandia dijo...

jajajaja, muy bueno eso si que es ser un buen amante de los animales respetando las horas de sueño que les hagan falta.
Feliciano 2007 Gavanido

1/02/2007 9:58 p. m.  
Anonymous Miguel Ángel dijo...

Acabo de quedarme sin lengua al intentar pronunciar gnomo, y se me a roto la uña al escribirlo... me duro poco su regalo, aun asi se agradece :D
la corona le queda aun mejor que su otro gorro, deberia pensar en presentarse a las proximas elecciones a rey mago que son dentro de poco.
Bueno feliz ano nuevo a todos, y recuerden reciclar el antiguo, que hay que concienciarse con el planeta.

1/02/2007 11:05 p. m.  
Blogger Mars Attacks dijo...

-Feliz daño -dijo Masoquio.

1/03/2007 1:23 a. m.  
Blogger Eulalia dijo...

Se trataba de un síndrome de Biógenes en toda regla.
Un beso.

1/03/2007 2:03 a. m.  
Blogger Tristán Nieve dijo...

¿Permanencio muere, duerme o las dos cosas a la vez?

1/03/2007 12:59 p. m.  
Blogger Gavanido dijo...

Maruja:
Bienvenida sea. Se halla en lo cierto; el caso de Permanencio lo he sacado de vd. Gracias.

Estimado pollo y señora:
Bienvenido usted también. Soy fan de Alicia, de Lewis y de su marca de pantalones.

Señor Imbelecio:
La muerte es muy sencilla de entender. Lo complicado es vivirla.

Niha:
Permanencio se está transformando en árbol sin saber muy bien lo que ocurre.

Peca:
¿Por qué quieren matar a mis personajes? ¡Terroristas! ¿Por qué se emancipan en ello? ¡Independentistas! ¿Por qué me duele la muela? ¡Dentistas!

Macacolandia:
Le contaré un secreto, pero sólo a usted: a los 58 años, Permanencio descubrió que a su tortuga le pasaba algo más grave, pero pensó que tendría arreglo.

Miguel Ángel:
La palabra "gnomo" está maldita. ¡Maldición, acabo de perder un ojo! Ah, no, estaba aquí

Mars Attacks:
Me alegra que conozcas a Masoquio, autor de citas tan célebres como:
"Cumple azotes feliz" o "Por tu amor me falta el aire".

Eulalia:
Para qué engañarnos, usted hila fino, me rindo. Unas comillas para usted.

Tristan nieve: Bienvenido, veo que ya viene usted con el prejuicio de que mis personajes mueren. Espere a que comience a resucitarlos. Entonces empezará el jolgorio y el despiporre.

Un litro de suero para ustedes.

1/03/2007 5:43 p. m.  
Blogger Peca dijo...

¡Dios me libre don Gavanido de matarle a nadie!, nada más lejos de mi intención.Sólo cuestionaba como había logrado llegar a los 57 llamándose Permanencio y no haberse quedado en manteniencia antes.
Lunares varios.

1/03/2007 6:07 p. m.  
Blogger Zebedeo dijo...

Que gran ventaja le supuso el tener sus animales muertos así no tenía que recoger sus cagadas. Basta con acostumbrarse al olor a animal muerto y ya está.
Además de tanto andar de puntillas seguro que se convirtió en un buen bailarín de ballet, lástima que su edad le impidiera debutar en los grandes teatros.

1/03/2007 6:20 p. m.  
Anonymous vitrina dijo...

De profesión apretador??? Le ruego estimado Gavanido (hum),que nos aporte más información sobre tan curioso oficio ya que vivo sin vivir en mi desde que lo he descubierto....
Gracias y un balazo.

1/03/2007 7:52 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

mis respetos señor mono que se eleba coo me hace disfrutar de sus historias... no se imagina
saludos
laonza

1/03/2007 11:20 p. m.  
Blogger coco dijo...

Yo también ando de puntillas por la casa, por no despertar a las pelusas que habitan bajo el sofá y juegan al mus debajo de la cama. De momento no tengo antitrauma, pero todo se andará.

Flexos convexos y ácaros con bufanda.

1/04/2007 2:20 a. m.  
Anonymous javi brasil dijo...

Le sigo a usted en silencio, valorando y escrutando, (horrible verbo) cada palabra que escribe. Téngalo en cuenta cuando se siente a darles migas de pan en el parque a las palomas (horrible bicho).

1/04/2007 7:12 a. m.  
Anonymous anita monjuit dijo...

Oh Dios, qué serie tan triste, jamas he llorado tanto, no sabe bien Don Permanencio lo que se perdió.

1/04/2007 10:56 a. m.  
Anonymous mnez dijo...

Bien hallado don Gavanido, bien hallado. Prometo seguir visitándole a pesar de que mi amigo, el enterrador, está que trina.
Un saudo

1/04/2007 11:13 a. m.  
Blogger Gavanido dijo...

Peca:
No sufra, ya pasó. Permanencio hacía honor a su nombre hasta tal punto, que estaba inscrito en mantenimiento en su gimnasio, y no acudía para poder permanecer en casa con su barriga fofa y sus tetillas caídas.

Zebedeo:
Te veo, y veo que piensas en el aspecto práctico. Permanencio practicaba el arte del sigilo, y precisamente es en los mayores teatros es donde habría tenido mejor acogida.

Vítrina:
El apretador, a diferencia del expansor, es un oficio mal pagado. Todo el mundo necesita apretar cosas, y a eso se dedicaba Permanencio. Le devolvería el balazo, pero ese tipo de saludos “no me matan”, como dicen ustedes los jóvenes.

Anonímo:
En efecto, no me imagino. Cuando quiero visualizarme, me miro al espejo sencillamente. Espero que su paulatina transformación en ave de corral sea satisfactoria. Bienvenido otra vez a mi blog, y gracias por firmar esta vez.

Señor coco:
Consígame un billete a "Sofa, ciudad de vacaciones" y será retado a un musete, cuando aprenda a jugarlo.

Buen Javier:
Lo sé. Sé que me sigue usted al banco, al parque, y que valora y escruta mi forma de andar, y mis horarios, pero sepa que las palomas no son horribles si no desagradables, la que es horrible es su hermana (la cigüeña). Vuelva. No huya.

Pequeña Ana y consorte:
La serie no era triste. Es más, fomentaba valores altruistas como el trabajo en equipo, el amor a los ancianos, a la naturaleza y a los bosques también. Lo del último episodio fue un ataque a traición y a los niños.

Mnez:
Espero mantenga su promesa de seguir visitándome. No me abandone en el asilo.
No se preocupe por el enterrador, ni por su trino, ni por Vitrina. Ya intercederé yo por usted ante él. Últimamente hemos hecho buenas migas con huevo. Le rondo y le hago caros regalos. Y es que espero me consiga una parcela decente para entrar cuanto antes, pues me he muerto varias veces últimamente, y empiezo a pensar que se trata de algo grave.

Reciban cordiales puses.

1/04/2007 3:48 p. m.  
Anonymous noedroca dijo...

oOOOOOOH! He llegado tarde... Aún así, ante la muy probable falta de respuesta, me gustaría que me orientase acerca de los estudios que se deben ( si es que se debe algo, se paga) tener para dedicarse a la insigne profesión de apretador.
Un atento recorte de periódico con un solo ojo para todos.

1/04/2007 4:25 p. m.  
Anonymous mnez dijo...

Don Gavanido, tengo que decirle que mi amigo es sólo enterrador de tortugas así pues, no se muera usted tantas veces y menos ahora que nos hemos conocido.
Suyo afectísimo

1/04/2007 7:27 p. m.  
Blogger Chasky dijo...

Cojonuda historia de un personaje un pelín particular.

1/04/2007 10:40 p. m.  
Blogger JULIET dijo...

Os cuento que me pareció tan gore que se muriera el gnomo convirtiéndose en abrolito que si oigo la canción lloro... reacciones y traumas mágicos y trágicos de mi infancia...

1/05/2007 12:32 a. m.  
Blogger Zifnab dijo...

Es usted muy mala persona

Despertanto el trauma que la muerte de David a los 500 años causo en mi tierna infancia

Si no fuera por el innato talento que se guarda para los nombres, no se lo que le haría

Feliz uña tenga usted también

1/05/2007 12:48 a. m.  
Anonymous Mónica dijo...

¡Pues tendría el hombre las puntillas destrozadas después de tanto tiempo!

En cualquier caso, y aun a riesgo de parecer pesadita con el tema de las muertes, le agradezco que no lo matara usted. Sin embargo... ¿era necesario matar todos esos animalitos, señor Gavanido?

Por cierto, nunca me convenció David el Gnomo. No sé qué era lo que tenía esa serie pero me deprimía... :-(

1/05/2007 12:50 a. m.  
Blogger Mars Attacks dijo...

Pues tenía Gnomos. Y zorros. Y trolls, también tenía trolls.

1/06/2007 1:27 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home